loader image

Blog Miasa.

Aquí conocerás nuestras últimas noticias.

La tecnología de medición en el Super Bowl LVII.

En el Super Bowl, hay sensores hasta en el balón.

Los sensores en los uniformes y el balón nos dan una idea de las fortalezas y estrategias de los equipos que se enfrentarán el próximo 12 de febrero.
Escuchamos tanto de Big Data e Inteligencia Artificial de manera cotidiana, que cada vez nos asombra menos saber que la tecnología y la metrología, está presente en todos los aspectos de la vida. Los deportes no son la excepción, por supuesto, pero en el caso del futbol americano, por la misma naturaleza del juego, la tecnología aún está limitada a proveer información, siendo el entrenador del equipo y en última instancia los jugadores, quienes la aprovechan para decidir la estrategia que tomarán para vencer a sus oponentes.
A propósito del Super Bowl LVII, la tecnología de sensores que utiliza la NFL en los uniformes de los jugadores y en el balón, en conjunto con su socio tecnológico, la empresa estadounidense Zebra Technologies.
Con estos sensores, y dispositivos lectores colocados estratégicamente en todo el estadio, pueden obtener en tiempo real información relacionada con la velocidad y trayectoria de los jugadores y el balón, y en el caso de este último, detalles como la rotación. Una vez procesados estos datos, podemos saber, por ejemplo, la ruta de los pases que el mariscal Tom Brady acostumbra (21% verticales, 9.3% cruzados), o el récord del receptor Mecole Hardman al correr 50 yardas a una velocidad de 21.52 mph en la post temporada.
Zebra lleva ya 7 años como el proveedor oficial de esta tecnología para la NFL, utilizando etiquetas de radiofrecuencia RFID en los uniformes y sus respectivos lectores a lo largo y ancho del estadio. El monitoreo no se limita a los jugadores, también los oficiales llevan estos sensores en sus uniformes, pues con esa información procesan la distancia total que corren para así evitar riesgos de salud asociados a su actividad.
El sistema RFDI activa (Identificación de Radiofrecuencia) de Zebra Technologies, que consiste en dos sensores del tamaño de una moneda, colocados al interior de las hombreras, permite obtener la ubicación de cada jugador con un rango de error aproximadamente de 15 centímetros.
En tales datos, se obtiene la aceleración, desaceleración, velocidad, la distancia que cubre un jugador y la orientación que tiene el jugador, es decir, si está de frente de espaldas, además de estadísticas de cuántas yardas corrió un jugador, si el receptor es más rápido que los defensivos, las distancias, si los receptores cambian las rutas asignadas en cada jugada o cómo las corre, cómo se mueve el quarterback, cómo lo protege la línea defensiva y si esta es efectiva.
Estos sensores, que funcionan similar a como lo hacen los GPS, envían los datos a las entre 15 y 25 antenas colocadas en cada uno de los estadios de la liga; luego, esta información es transmitida en tiempo real a la NFL que a su vez la manda a cadenas de televisión. Además, 24 horas después del juego, los equipos reciben paquetes de información para que los entrenadores hagan un análisis del juego y puedan diseñar sus estrategias.
Durante esta temporada y post temporada fueron monitoreados 2,880 jugadores y oficiales en tiempo real, y de los 10 equipos que cuentan con el sistema de monitoreo de Zebra en sus instalaciones, 5 llegaron a los playoffs. La información obtenida les permite estudiar la participación, el desarrollo y el desempeño de los jugadores durante las prácticas y sesiones de entrenamientos.
El vicepresidente Ejecutivo de Operaciones de la NFL, Troy Vincent, declaró que el uso de esta tecnología “nivela el juego para todos” y reduce el tiempo de planeación para la estrategia de los equipos. Lo que antes les tomaba horas estudiando los videos de los jugadores ahora se obtiene en tiempo real.
Adicionalmente, es útil para monitorear la salud y el rendimiento de los jugadores, que tienen acceso a las estadísticas propias y de otros jugadores para compararse y generar competitividad, pero también para vigilar su propio rendimiento y saber si han retomado su nivel usual después de haber sufrido un accidente, por ejemplo.
en_USEN