loader image

Blog Miasa.

Aquí conocerás nuestras últimas noticias.

Tesla instalará Gigafactory en México.

Primer vistazo al posible diseño y ubicación de la próxima Gigafactory en Nuevo León.

Con una inversión aproximada a los 5 mil millones de dólares, la Gigafactory de Tesla, en Nuevo León, se convertirá en la planta de producción de autos eléctricos, más grande del mundo.

Elon Musk, presidente ejecutivo de Tesla Inc, encabezó este miércoles el Investor Day (Día del Inversionista), en donde se dio a conocer los principales planes de la empresa automotriz, entre los que resalta, la instalación de una planta en Nuevo León, lo que marcará un impulso para ampliar sus operaciones fuera de Estados Unidos, con una inversión inicial 5,000 millones de dólares.

La nueva planta, que se instalaría en el muncipio de Santa Catarina, Nuevo León, sería la primera de la empresa fuera de Estados Unidos, Alemania y China.

Es el primer aterrizaje formal del millonario Musk en Latinoamérica, donde el empresario no se dejó seducir por el coqueteo de Argentina y Brasil para captar su atención.

¿Cuáles son los desafíos?

Tesla se ha convertido con diferencia en la empresa automovilística más valiosa del mundo, y su presidente ejecutivo aspira a penetrar en el mercado de masas y convertir al fabricante de vehículos eléctricos en una firma capaz de crear un mundo más respetuoso con el clima. La compañía estadounidense ha superado a la industria en los últimos años, aumentando rápidamente las entregas a pesar de la pandemia y las interrupciones en la cadena de suministro.

Sin embargo, la compañía recortó los precios en los últimos meses para impulsar las ventas, presionadas por la debilidad de la economía y las crecientes amenazas de rivales en Estados Unidos y China.

El fabricante de automóviles solo tiene cuatro modelos, todos ellos de altos precios, puesto que captar el mercado de masas es fundamental para el objetivo de Tesla de multiplicar por 15 las entregas -hasta 20 millones de vehículos- en 2030. Para ello, Tesla tendrá que mejorar su tecnología de baterías, que Musk ha calificado de “factor limitante fundamental”, además se espera que Musk presente un plan para fabricar un vehículo eléctrico más pequeño y asequible, con el objetivo de ampliar el atractivo de su marca y defenderse de la competencia en el mercado latinoamericano, por lo que se espera que, una vez penetrado este sector, la planta de Nuevo León se convierta en la fuente de abastecimiento de la zona.

El efecto dominó de Tesla.

Lo que podría venir tras el sí de Elon Musk a México es un efecto dominó económico. El motor de crecimiento económico de México, depende del crecimiento exponencial de Estados Unidos, pero ahora hay una posibilidad de que está paralela, puede atenuarse.

La apuesta de Tesla es crear en México una “Gigafábrica”, como las que ya tiene en Estados Unidos, Europa y Asia, para fabricar al menos tres modelos de vehículos: el tractocamión ‘Tesla Semi’, el deportivo ‘Roadster’ y el sedán ‘Model 3’.

La inversión inicial será de 5.000 millones de dólares, un tercio de todo el capital estadounidense que ingresó a México en 2022 y una cantidad similar a la que provino directamente desde Canadá. Se proyecta que Tesla alcance hasta los 10 mil millones de dólares, puesto que esta llegada, genera una inversión directa muy importante.

Se proyecta que afecte de manera positiva a la industria, la infraestructura y la economía de Nuevo León, y de México.

Si bien, Nuevo León se encuentra entre los 3 estados con mayor crecimiento económico del país, y que ya cuenta con una planta armadora de coches de nivel mundial, ahora se enfrenta a uno de sus mayores retos. El adaptamiento.

La nueva Gigafactory de Tesla, llevará a Nuevo León a una completa reestructuración, con el fin de contar con los acondicionamientos específicos, principalmente para asegurar un correcto abastecimiento en su cadena de suministros, como la energía, el capital humano, y la conexión entre Tesla y sus proveedores.

La visión a futuro contempla mejoras en la movilidad, como el transporte y vialidades competentes y suficientes, nuevos proyectos escolares, como la implementación de nuevas carreras académicas adecuadas a las nuevas demandas de profesionales, y proyectos de infraestructura que aseguren un abastecimiento óptimo de energía, sin dejar a un lado, las adaptaciones que la industria ya establecida en el estado, deberá implementar si busca ser competente para brindar sus herramientas y servicios.

En lo económico, la revalorización del peso podría prolongarse en el tiempo, producto de la confianza que genera esta inversión a largo plazo, pues atraerá a que otras empresas extranjeras quieran venir a México, y que Nuevo León, y México, se posicionen como un buen lugar para establecerse en Latinoamérica.

en_USEN